La Realidad Virtual ya está aquí. Para ser sinceros lleva con nosotros 30 años, pero hasta ahora no se habían dado las condiciones para disfrutarla con los requisitos de comodidad y calidad técnica necesarios para que el gran público se interese por sus virtudes.

Desde hace meses están disponibles en el mercado gafas de realidad virtual que utilizan el smartphone como pantalla, con precios a partir de 10€. Desde las Google Cardboard hasta modelos algo más elaborados como las Lakento MRV, o Samsung Gear VR.

Son interesantes dispositivos de bienvenida a la Realidad Virtual, pero la tecnología está a punto de dar un salto a otro nivel con las gafas de RV autónomas, que incluyen sus propias pantallas, mandos de movimiento, cámaras de posicionamiento y toda la potencia que proporciona un PC o una consola PlayStation 4.

Estamos ante una tecnología completamente nueva, que todo aquel que lo ha probado asegura que va a revolucionar el mundo del entretenimiento. Como todo lo que es nuevo, es normal que al principio surjan dudas que necesitan respuesta: ¿Cómo funciona? ¿Qué PC necesito? ¿En qué se diferencian las gafas que usan un smartphone de las otras? ¿Son seguras para los ojos? ¿Cuál tiene más software?

Vamos a responder a 25 preguntas sobre la Realidad Virtual que todo el mundo debería conocer para iniciarse en este apasionante nuevo universo. Hablamos de una inversión importante si se quiere disfrutar al máximo de esta nueva experiencia, así que hay que tener las ideas claras.

Realidad Virtual: 25 preguntas y respuestas que debes conocer

1.- ¿Qué es la Realidad Virtual?

Podemos definir la Realidad Virtual como un entorno de escenas generadas por un dispositivo informático. El usuario se sumerge dentro de este entorno por medio de unas gafas o cascos de Realidad Virtual. Disponen de unas lentes que amplían el ángulo de visión creando la sensación de estás dentro de la escena. Además se genera una imagen 3D, que aumenta la sensación de realismo.

En ocasiones las gafas están acompañadas de guantes con sensores, mandos con control de movimiento o cámaras de posicionamiento que permiten hacer cosas como andar dentro del escenario o tocar los objetos virtuales.

Es importante darse cuenta de que la realidad virtual no tiene nada que ver con ponerte una pantalla en los ojos. Su tecnología consigue que tu cerebro crea que estás dentro del entorno virtual, hasta el punto de que tu cuerpo reacciona como si realmente estuvieses allí, aunque sabes que no es así:

2.- ¿En qué se diferencia la Realidad Virtual de la Realidad Aumentada?

La Realidad Virtual propone escenarios virtuales generados al 100% por un dispositivo informático (un ordenador, una consola, un smartphone). La Realidad Aumentada mezcla un escenario real capturado a través de una cámara, con objetos y personas virtuales integradas en el escenario real. Habrá gafas exclusivas de Realidad Virtual, como Oculus Rift o PlayStation VR, otras que aceptan ambas tecnologías, como HTC Vive, y algunas centradas en la realidad aumentada, como Hololens, con espectaculares funciones como Holoportation.

3.- ¿En qué se diferencia la Realidad Virtual de las películas en 3D?

Las películas en 3D ofrecen un vídeo pregrabado que se proyecta en tres dimensiones. Este vídeo sólo se puede ver desde un lugar fijo. La Realidad Virtual genera un escenario 3D en tiempo real, que el usuario puede explorar libremente desplanzándose o moviendo la cabeza. Haciendo un símil, es como estar dentro de una película 3D.

4.- ¿Es sólo para jugar?

¡Claro que no! Los creadores de Oculus aseguran que en uno o dos años, los juegos de realidad virtual apenas coparán el 50% de todas las actividades que se llevarán a cabo con las gafas de RV.

También es posible realizar turismo virtual, participar en actividades educativas, redes sociales virtuales, vídeo de 360 grados y visionado de películas. El mayor grado de visión y la amplitud de las gafas permite ver películas con una sensación equivalente a la que proporciona una pantalla de 100 o 110 pulgadas.

5.- ¿Cómo funciona la Realidad Virtual?

Para disfrutar de la realidad virtual se necesitan dos dispositivos esenciales: las gafas que contienen la pantalla que envolverá los ojos, y el dispositivo informático que generará el entorno virtual (un ordenador, una consola o un smartphone).

Las gafas constan de una pantalla y unas lentes. La pantalla puede estar incluida en las propias gafas, o utilizar la del smartphone. Con este sistema simplemente vemos una pantalla pequeña, con sus bordes cuadrados. Aquí es donde entran en juego las lentes, que amplian el ángulo de visión, generando la sensación de que la pantalla abarca todo tu espectro visual.

El dispositivo informático genera dos imágenes diferentes, una para cada ojo, produciendo un efecto 3D similar al de las películas 3D.

Realidad Virtual: 25 preguntas y respuestas que debes conocer

Las gafas disponen de sensores de movimiento que permiten al entorno virtual reaccionar en función del movimiento de la cabeza: si la giras a la izquierda, la vista se moverá en esa dirección, generando la sensación de que puedes observar libremente el entorno 3D.

La mayoría de las plataformas incorporan una serie de periféricos opcionales que aumentan el realismo, como es el sonido 3D, gamepads con sensores de movimiento para desplazarse y tocar cosas, y cámaras y sensores de posicionamiento para detectar tu posición en el entorno 3D.

Por Whatsapp